30 de noviembre de 2012

NO COMPLEMENTO


Yo digo ECO, vos dices oído
Yo digo rio, vos dices orilla
Yo convexo, vos cóncavo
Yo rascacielos y vos dices vértigo
Yo cuchara, vos plato
Yo digo sorbete, vos dices bebida

Y la vida nuestra es
No un complemento
Mas bien, una afinidad
De circunstancias y estructuras

Yo digo lengua, vos dices boca
Yo digo llave y vos cerradura
Yo tren y vos dices túnel
Yo digo zapato, vos dices camino.

Pero no todo puede ser tan contrario
Y la afinidad no es la sal y el salero
Ni la sal y la pimienta, o la sal y el azúcar,

Yo digo mano, vos dices "la mía también"
Yo digo beso y vos lo repites
Yo digo “vos” y vos también dices “vos”.

Y ahora sabes y sabemos todos
Que vos y yo por contrarios y no complementarios
Somos una afinidad.



20 de noviembre de 2012

BOCA (para adentro o para afuera)



Esta boca que aun grita,
Grita por tu boca.
Y entre gritos, va perdiendo su voz.
Y tu boca, va afinando su oído.
Porque claro,
Ella querrá escucharle hasta el último grito
Y ésta, gritarle hasta su último oído.


Seguramente algún día
Escucharás las mismas palabras de mi boca
En otra boca;
Y tu boca,
Vendrá a la mía, desbocada.
Tu boca también dirá las mismas palabras;
Esas que salieron de mi boca
Y que fueron hacia ti desbocadas
Aunque solo sean palabras para otras bocas;
Ese instante,
Tu boca, vendrá a la mía, desbocada.


Al final, uno recordará lo que ya se había olvidado
El beso que no tuvo otra boca
El abrazo que no arrimó otro tórax.
El crucigrama que no sabía una palabra
El viaje que no fue a ninguna parte

Al final, uno recordará aquello que de por sí

ya se había olvidado a sí mismo

La carta en silencio que se sentó a escribir

Y la nube que no tuvo forma

La compañía a la que nunca fuimos

Y la vida que ya murió; claro, sin haber vivido.
_________________________________________

Que la esperanza, y el amor
Aunque mueran, se embalsamen sin el ayer.

Que el mañana no llegue a desenterrar a la fuerza,

A los que no quiere aún revivir.

Que llegué un hoy

En que con cualquier gesto

De cualquier persona

Vuelva de la muerte,

Esa chica triste, que te hacía reír
Y del chico que observaba el infinito.

13 de noviembre de 2012

DULCE, TINTO Y OSCURO



Qué dulce eres y tan amarga a veces,
Como un chocolate, por así decir
O una melcochita.
Te saboreo dulce
Desde el buenos días hasta el sexo.
De vez en cuando, te encuentro en las vitrinas
Y en los vendedores de los semáforos;
Y claro, primero paso como si no fuera a comprarte
O como si no me interesara probarte,
Vos te quedas tras el vidrio o tras el plastiquito
Amargándote un poquito.
Chocolate,
Melcochita.
Qué dulce y amarga eres.
Yo vuelvo, y te saco de tu transparente caparazón
Y te quito y me quito la amargura
Con vos en mi boca y con mi boca en vos.


Te espero como espera el café
Tibio, amargo de por si
Con ese aroma que arrastra desde siempre.
Te espero como el café;
Quieto
De vez en cuando una cucharita me mueve
De vez en cuando una hornilla me calienta
Y vuelvo a ese estado
De esperarte para una charla
Y por qué no, para quitarte el frio
Con dos de azúcar y una de crema.


Cuando corría al borde del mundo
Te encontré, también corriendo
Vos huías,
Yo no buscaba,
Ambos queríamos un nuevo comienzo.
Tomamos el amor de un dios pirómano
Y desde luego, nos convertimos en ceniza.
Y no, la ceniza no fue el comienzo
Sino esa constante quemazón
De vivir huyendo y la de morir sin encontrar.

10 de noviembre de 2012

MIS ÁNIMOS (Por si alguien me pregunta)

Algunos de mis ánimos se fueron ya,
otros se fueron de viaje.
Tienen todo el tiempo
para conocer el mundo (pasado y presente).

Mis ánimos, son bolitas azules,
y a diferencia de los cuadrúpedos y los reptiles,
éstos viajan rodando.
Aunque hay que decir que patean y muerden
que hieren e inyectan veneno
si se les da por sentirse heridos o en peligro de muerte.

No hay que confundirlos con juguetes,
pues tienen la manía de jugar casi todo el tiempo
a pesar que lastimen o sean lastimados.
De todos modos, luego del juego, salen cansados, a pasear
por un largo tiempo (variando entre días y meses)
De vez en cuando, uno se demora algunos años.

Por eso digo que si preguntan cómo estoy,
diré que anímicamente, estoy jugando en un largo viaje,
tal vez, eternamente.

Ya volverán cuando sea viejo,
o cuando muera. O peor aún,
los más juguetones, se encontrarán con otro ánimo
(seguramente igual de juguetón).
Y se quedarán en su juego, por siempre.
Incluso si la dueña de ese otro ánimo
le llamase al suyo para que vuelva,
y éste, le llevara al mio a instalársele.
O también viceversa

6 de noviembre de 2012

ALGO ENTRE DESNUDEZ Y TIEMPO.



Déjame quitarte la ropa y los miedos
Quitar esa sombra atrás de tu luz desnuda,
La ropa nos puede esperar en el suelo.
Déjame quitarte la ropa y los miedos;
Bueno, más que nada, los miedos.
De a poquito;
Desde los besos hasta los pies.
Desde tu historia hasta tu ahora.
Déjame quitarte los miedos.
Ellos dejaran de esperarte cuando nos encendamos.


Tic- toc/ tic- toc,
Es el ritmo del guagua
Que juega con nosotros a los muñecos
Nos viste;
Primero de piel,
Luego de ropa.
Nos la cambia, nos la quita.
Nos junta con otras pieles.
Al final, nos desviste
Y nos convierte en polvo
Tic- toc/ tic- toc.



Empezó un beso
Que viajó desde que inició el sonido
(Allá, donde nada ni nadie existía todavía)
Tardó millones de años y universos
En llegar hasta este chasquido,
Hasta este lugar preciso.
Con o sin atraso, (no importa). Llegó
Llegó entre tus labios y los míos.