29 de noviembre de 2010

SUEÑOS MOJADOS

Te soy tan presente en mi ausencia
Que me he quedado sin saber a tu lado
Hasta verte morir en recuerdos
Hasta ahogar con tu cuerpo un quebranto.

Y es que las noches ya no se miden con tus gemidos
Ni las almas se baten en las sabanas:
Enmarañados de pudor tus pies soberbios,
Cercenadas mis caricias, y no por tus manos.

Y es que el “ahora” ya no llega a golpear el rostro
Y tú “tarde” se va si hallas tu beso en mis pasos,
Deja que las miradas no quepan en el vacío de la espera,
Ni que el recuerdo se quede en sueños mojados.

2 comentarios:

  1. Presente en la ausencia, eso es amar............. cerrar los ojos olerle, abrirlos y ser capaz de verle....

    ResponderEliminar
  2. me encantó tu poema que intenta medir la noche con gemidos ahora que la tarde lleva un beso de olvido entre los pasos. Saludos

    ResponderEliminar