24 de agosto de 2010

NADA

El frio es más frio con tu cuerpo,
La noche es más oscura con tus ojos,
Esta soledad tiene tu presencia, y es aún más solitaria.

Y en la nada,
Con mis manos te escribo para borrar tu olvido,
Y vomitar de cada poro tu sonido de estrella,
Tu olor de fotografía, Tu cuerpo que tiene color de distancia.

Y en la nada,
Desarmo tus labios: Los guardo en cenizas,
Reinvento tus manos: las prescindo, las sepulto.

Y así voy acabando con tu eternidad tan breve,
Con tu silencio tan pobre, con tu amor tan gastado;
Así: Que aún de la nada no quedaras de recuerdo.

2 comentarios:

  1. No hay peor ausencia que la sentida aun estando a nuestro lado. Me gusta tu blog, te seguiré. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. que fácil sería el olvido de la que se había ido y luego se fue, con su silencio pobre, su amor gastado y su breve eternidad. preciosa "destrucción" del recuerdo.saludos

    ResponderEliminar